laaao surrealEtiqueta

Galaxia   Miro un plato lleno igual al que dejás cada vez que te sirvo comida.   Lo miro y siento por primera vez que no puedo, no hay nada: ni la obligación ni el deseo.   La comida es la mejor que podrías pedir está ahí, resplandeciente de calor                                                                                         pero tan lejos de mí                                                                                                                                                             de nosotras.   Esa vez que no tuviste hambre y      te violenté con preguntas absurdas creí que nunca te entendería                                                               pero hoy                                                               ahora hay

“Eroína” Corría despacio un lánguido día de verano, mi cuerpo desgonzado por el calor, se derramó hasta el centro del pueblo en busca de su dosis diaria de placer. Debía concentrarme en el camino o podría acabar en cualquier  esquina  a  merced de  los buitres. A propósito, mi nombre es María y experimento un grave delirio. Soy  eromaníaca, mi libido es un