Autor Comunicaciones LAAAO

Allí estaba yo, observándole tras el cristal sucio de mis lentes mientras él movía sus labios a la par de letras maravillosas, palabras que dibujaban un mundo submarino, de azul profundo y burbujas nacarinas; donde se describía con pinceladas generales un ser mitológico, un ser como él: un espécimen más allá de mi comprensión. Él, aquel humano mitificado que no figuraba en mis registros

Por: Juan Rodríguez Para hacer un poema, no se necesita mucho, primordial se necesitan varias hojas de papel, un lápiz o lapicero, no olvidar una hermosa musa y como no… las ganas de frustrarte cuando no salga nada. El lugar no importa mucho, así que solo diré, donde mejor te inspires, ya sea en la calle, en un bus, tu escuela o universidad o

¿Legalizar o prohibir? Pues mi respuesta a esto sería REGULAR… Para ninguno de nosotros es un secreto que mientras esté prohibida una sustancia, va a haber una eterna pugna por parte de mercaderes oscuros por tratar de manipular y dominar este negocio el cual genera millonarias sumas de dinero, cada centavo libre de impuestos y aranceles. Bueno, impuestos legales, porque es bien sabido por todos,

Es necesario para el sexo anal mantener la calma y una imperativa disposición, “encontrándole el gustico”, como dicen por ahí, a la sensación de estar cagando y convertir eso en algo más erótico, más placentero. Para algunos es fácil, pues sus fijaciones anales fueron implantadas quizás desde sus primeros días de vida; pero hay otros, como yo que requieren de tiempo,paciencia y voluntad para poder insertar

Paso mi dedo frente a mis ojos, no le veo. Insistentemente repito la misma acción pero me resulta imposible divisar mi pulgar ¿Qué anda mal con mi vista? Ayer estuve en un lugar cuyo nombre olvidé o no deseo recordar para así evitar que mi cuerpo me lleve de nuevo a esa cloaca, a un hoyo centenario lleno de monstruos y seres fantásticos. Ella estaba

Combinación perfecta que desvergüenza lo vergonzante. Fragancia  artificial de tu  perfume, aroma  natural de tu cuerpo. Tu aroma  y perfume a un mismo tiempo Ruidos  y olores  corporales, suspiros  pausados,  arrebatados movimientos. Goce, placer, deleite, pasión y erotismo. Embriagados sin beber más vino que el de tu  cuerpo. Quemarse  sin fuego,  ahogarse sin agua. Locura que no requiere de siquiatra. Borrasca y calma  que  repite. Temblar no de  frío  sino de  estremecimiento, en lo más

Se juntaron su miedo y mi miedo. Su corazón palpitaba junto al mío. Un si quiero y un no quiero. Asumir que somos grandes, Que podemos, Que sentimos, Que queremos. Estrecharla y besarla, Estrecharme y besarme. Un millón de emociones juntas. Frío, encanto, ternura, calor, Gozo, temor, pasión, locura, Obsesión, éxtasis, tibieza, dulzura. Lo hago, no lo hago… …amor. Yo recorriéndola, Muy lentamente, con cariño. Suavemente

¿Para qué leer? Conocimiento, información, entretenimiento o vicio inexplicable; por supuesto cada aficionado a la lectura tiene su propia razón. Con la pregunta me refiero en cambio al segmento poblacional escolar que se encuentra obligado a leer pero que carece de las razones para el encuentro con los libros por propia voluntad, y también a la comunidad educadora que se

Esta no es una historia escrita por Patrick Suskind, así el protagonista sea un maniático olfativo en decadencia social y ascensión personal a una dimensionalidad solo perceptible por el alma y el libido. Él, un hombre no nacido entre flores, con olores propios de los hombres; es un hombre. Ella, tampoco nacida entre flores, así se llame Flor, es toda una dama de la sociedad

Desde el 3 de febrero lanzamos nuestra quinta edición digital, junto con esta se inaugura este un nuevo sitio web mucho más dinámico que permite publicaciones constantes de diferentes formatos. La convocatoria que abrimos en este momento es para la recepción de propuestas de columnas de redacción, de ilustración, fotografía, producción audiovisual, etc. La idea es ofrecer espacios para que

  // Posiblemente si nos preguntan sobre nuestros miedos, pesadillas, vacíos o fobias, nuestra mente recorrería una amplia galería propia de experiencias sensoriales e imágenes indescriptibles; y es que objetivar lo que por esencia es subjetivo hace cuestionar nuestras creencias, nos desestabiliza y nos transgrede, de tal forma, que evitamos el tipo de experiencias que tendremos con esta composición editorial. Sin